15 PROPUESTAS DEL PLAN ESTATAL PARA LA IMPLANTACIÓN DE LA GARANTÍA JUVENIL

 Todavía está en el aire la fecha en la que
llegarán al  Estado Español los más de 1.800 millones de euros para
luchar contra el paro juvenil.
 Esa es la cifra que la Comisión Europea fijó para combatir
una lacra que ya se está extendiendo en el medio plazo y amenaza con tambalear
el futuro de toda una generación. Debido a la elevada tasa de paro entre
los ciudadanos de 15 a 25 años -que ha registrado un nuevo récord del 57,7%-,
nuestro país se llevará el ‘pellizco’ más grande del fondo de 6.000 millones de
euros, activo desde el 1 de enero de este año.
El pasado 20 de diciembre, el Gobierno confeccionó el
llamado Plan de
Implantación de la Garantía Juvenil
, que
espera su aprobación definitiva en los despachos comunitarios. El plan se
asienta en cuatro pilares básicos: mejorar la empleabilidad y la contratación,
garantizar la igualdad de oportunidades y fomentar el emprendimiento entre los
más jóvenes. 
¿En qué medidas concretas se traducen estos objetivos? Estas
son las 15 propuestas que el Gobierno del Estado quiere poner en marcha a corto
plazo, 
bautizadas como «medidas de choque o alto impacto»:
1. Promover los certificados de profesionalidad
El Ministerio de Empleo propone que se oferten programas
específicos de formación e inserción para los menores de 30 años, entre los que
se incluiría la obtención de los certificados de profesionalidad,
que acreditan los conocimientos prácticos adquiridos a través de la
experiencia. Hay que tener en cuenta que todavía no se ha decidido dónde
recaerán las competencias para la aplicación de estas medidas concretas, y que
de ello dependerá en gran parte la efectividad de su implantación. Convergencia
i Unió, por el momento, ha solicitado en el Congreso que sean las comunidades las que gestionen los fondos según
su criterio. 
2. Animar a la reanudación de los estudios
Este amplio objetivo consistiría en elaborar, junto a las
comunidades autónomas, una serie de programas de promoción para que los jóvenes
desempleados con poca cualificación reanuden los estudios de forma voluntaria y
mejoren su currículum académico.
3. Una tarifa plana para jóvenes autónomos
Se trataría de una de las medidas más prácticas, ya que
reduciría en un 80% la cuota mínima por contingencias comunes del régimen de
autónomos. Esto se traduciría en el abono de 50 euros al mes durante
los primeros seis meses
 en los que el joven trabajase por cuenta
propia. A partir del sexto mes y durante otro semestre, se aplicaría una
reducción sobre la base mínima de un 50%, que descendería al 30-35% en los
siguientes 18 meses.
4. Compatibilizar la prestación por desempleo con el trabajo por cuenta propia
Esta iniciativa permitiría que los menores de 30 años iniciasen
una actividad autónoma mientras cobrasen la prestación por desempleodurante
un máximo de nueve meses. 
5. Ampliar la capitalización para un negocio al 100%
Empleo ya permite capitalizar la prestación por desempleo para
poner en marcha un proyecto empresarial. Con esta medida, los jóvenes podrían
hacerlo al 100%, por lo que recibirían la contribución a la que tienen
derecho en un pago único que podrían invertir en la
creación de nuevas empresas.
 En este caso también estarían incluidas
las aportaciones al capital social de todo tipo de sociedades, siempre y cuando
la relación del joven con ellas fuese de carácter indefinido.
6. Mejorar la financiación a los jóvenes
En línea con la medida anterior, el Ejecutivo propone impulsar,
de forma todavía muy indefinida y «desde los departamentos ministeriales
con competencias en la materia», los fondos de capital semilla, los
microcréditos o los llamados ‘business angels’ o ‘padrinos’ empresariales.
7. Crear una red de protección para jóvenes autónomos
Con la confección de una red de protección a los empleados por cuenta propia menores de 30 años, el
Gobierno estaría ‘despenalizando’ el fracaso de los proyectos empresariales, ya
que permitiría volver a cobrar la prestación por desempleo si el
autónomo se da de baja en el régimen antes del quinto año
 de haber
puesto en marcha su negocio.
8. Abrir nuevas oficinas especializadas para atender a este
colectivo
Las oficinas, que se pondrían en marcha con las comunidades
autónomas, se encargarían del seguimiento y apoyo de los jóvenes emprendedores
que capitalicen su prestación por desempleo y proporcionarían
asistencia técnica y formación para contribuir al éxito del proyecto.
9. Impulsar la colaboración entre generaciones
Esta medida no estaría tan centrada en los propios jóvenes, sino
en otro gran colectivo de desempleados: el de los mayores de 45 años. A través
del llamado ‘Contrato Generaciones’, el Gobierno animaría a
los jóvenes autónomos a contratar a un parado veterano de
larga duración que pueda contribuir a la empresa con su experiencia. Durante el
primer año,la cotización a la Seguridad Social de este empleado se
reduciría en un 100%. 
10. Incorporar a jóvenes a cooperativas y sociedades
El Ejecutivo también propone bonificar a cooperativas y
sociedades con 800 euros anuales durante tres años 
cada vez que
contraten a jóvenes desempleados menores de 30 años y los introduzcan en la
dinámica del emprendimiento colectivo. 
11. Mejorar el portal único de empleo
El maremágnum de Administraciones puede ser un quebradero de
cabeza a la hora de buscar empleo. El Gobierno se ha dado cuenta de esto y
propone crear un portal único de empleo que contenga toda la información de
utilidad para los desempleados y en el que los jóvenes puedan buscar
trabajo por todo el territorio.
12. Impulsar los contratos a tiempo parcial para jóvenes que se
están formando
A través de la «vinculación formativa», los jóvenes
que no posean experiencia laboral previa pero que estén formándose al mismo
tiempo ofrecerán a la empresa que los contrate a tiempo parcial una reducción
de entre el 75% y el 100% en su cotización a la Seguridad Social. 
Aquí
también entran en juego otros colectivos: los que llevan desempleados más de 12
meses o los que proceden de sectores «donde no hay demanda de empleo»
-un requisito que ya resulta más espinoso e indefinido-. Todos deberán estar
estudiando o formándose de algún modo para poder formar parte del programa.
13. Eliminar la cotización a la Seguridad Social para micropymes o
autónomos que contraten jóvenes
El Gobierno también prevé facilitar la contratación de jóvenes a
micropymes de menos de nueve trabajadores y autónomos, a los que
descontará el 100% de la cuota de la empresa si ha mantenido el empleo neto
.
La medida sólo se aplicará a la contratación de un trabajador y tendrá una
vigencia de un año. El joven contratado, además, no podrá tener vínculos
laborales con la empresa.
14. Crear un contrato para el primer empleo
Pese a la simplificación de los modelos de contrato que
el Ejecutivo ha aprobado recientemente, Empleo planea crear un documento
especial, el contrato ‘Primer Empleo’, que en realidad sería una modalidad del
actual contrato eventual pero orientado a aquellos jóvenes sin experiencia
laboral previa. El Gobierno incentivaría su transformación a indefinido
con 500 euros en el caso de los hombres y 700 en el caso de las mujeres
 durante
un máximo de tres años.
15. Diseñar un contrato para prácticas
Aquellos jóvenes que hayan terminado de formarse y quieran tener
una primera experiencia laboral a través de unas prácticas también dispondrían
de otro contrato, que se aplicaría a menores de 30 años y en el que no
se activaría el límite de cinco años desde la finalización de los estudios.
 A
través de este documento, se reduciría la cuota a la Seguridad Social por
contingencias comunes en un 50%.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.