1,9 millones de euros del FEAG para el Grupo Santa

Empleo: la Comisión propone ayudar con 1,9 millones de euros del Fondo
Europeo de Adaptación a la Globalización a los trabajadores despedidos del
sector del automóvil en España
La Comisión Europea ha propuesto
conceder a España 1,9 millones de euros del Fondo Europeo de Adaptación a la
Globalización (FEAG) para ayudar a 285 trabajadores despedidos del Grupo
Santana, fabricante de automóviles establecido en Andalucía, a encontrar un
nuevo puesto de trabajo. La propuesta se envía ahora al Parlamento Europeo y al
Consejo de Ministros de la UE para su aprobación.
László Andor, Comisario Europeo
de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, ha declarado lo siguiente: «La
producción de automóviles ha caído fuertemente en Europa y la industria
automovilística deberá afrontar grandes cambios estructurales para responder a
la globalización. Muchos trabajadores de la industria del motor viven tiempos
difíciles y la solidaridad de la UE es importante para ayudarlos a gestionar
esta dura transición. Los 1,9 millones de euros que hemos propuesto ayudarían a
estos trabajadores despedidos a adaptar sus competencias y les facilitarían la
búsqueda de un nuevo puesto de trabajo o la creación de su propia empresa».
España solicitó ayuda del FEAG
para 285 antiguos trabajadores del Grupo Santana, fabricante español de
vehículos todoterreno. El paquete está diseñado para ayudar a los trabajadores
mediante formación ocupacional, formación profesional, formación en el puesto
de trabajo y subsidios de formación.
El coste total estimado del
paquete asciende a aproximadamente 3,9 millones de euros, de los cuales el
FEAG aportaría la mitad.
Contexto
En 2012, los veintisiete Estados
miembros de la UE produjeron solo el 26 % de los vehículos de pasajeros
fabricados en el mundo (15,1 millones de unidades), lo que supone una
importante reducción en comparación con el 34,1 % producidos en 2005 y el
35,9 % producidos en 2000. Durante el mismo decenio, la cuota de mercado
de los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) pasó del 8,4 % en 2000
al 15,8 % en 2005 y al 33,5 % en 2010. Los cambios en la distribución
geográfica del consumo constituyen la causa principal de esa redistribución de
las cuotas de mercado mundiales, sobre todo el rápido aumento de la demanda en
los mercados asiáticos, del que tienen menos posibilidades de beneficiarse los
productores de la UE, al estar tradicionalmente peor posicionados en esas
zonas.


El modelo empresarial del Grupo
Santana combinaba la producción de vehículos de marca propia, como el jeep
«Anibal Santana», vendido a varios ejércitos europeos, entre ellos el francés y
el checo, y la fabricación y el montaje de vehículos para otros fabricantes,
como el grupo italiano Iveco o el japonés Suzuki.
Las decisiones estratégicas de
los principales clientes de Santana dieron lugar a la cancelación o no
renovación de contratos en curso para dar prioridad a la producción a
proximidad de los nuevos mercados emergentes, en particular la India o China. A
pesar de las medidas adoptadas para reactivar la empresa, después de que las
negociaciones de adquisición no permitieran llegar a un acuerdo, el Grupo
Santana se vio abocado a la quiebra y al cierre.
Los despidos afectan a la
provincia andaluza de Jaén. El producto regional bruto (PIB) de esta provincia
se sitúa en el 69,8 % de la media de la UE. La tasa de empleo de las
personas de 16 a 64 años se redujo del 56,1 % en 2007 al 48,8 % en
2011, y el número de personas empleadas disminuyó de 235 767 a 209 047.
Durante el mismo período, la tasa de desempleo aumentó del 13 % al
27,9 %, y la de los menores de 25 años pasó incluso del 21,13 % al
48,6 %.
Un comercio más abierto con el
resto del mundo aporta crecimiento y empleo, pero también puede costar la pérdida
de algunos puestos de trabajo, sobre de trabajadores menos cualificados en
sectores vulnerables. Por esta razón, José Manuel Durão Barroso, Presidente de
la Comisión, propuso inicialmente la creación de un fondo para ayudar a estos
trabajadores a adaptarse a las consecuencias de la globalización. Desde que
empezó a funcionar en 2007, el FEAG ha recibido ciento dieciocho solicitudes.
Se han solicitado alrededor de quinientos millones de euros para ayudar a más
de ciento seis mil trabajadores. Cada vez más Estados miembros presentan
solicitudes de ayuda del FEAG para trabajadores despedidos de un número
creciente de sectores. Solo el año pasado el FEAG concedió más de 73,5 millones
de euros (IP/13/1076).
En junio de 2009 se revisaron las
normas del FEAG para reforzar su papel como instrumento de intervención rápida
en el marco de la respuesta de Europa a la crisis financiera y económica. El
Reglamento revisado del FEAG entró en vigor el 2 de julio de 2009 y se aplicó
el criterio de la crisis a todas las solicitudes recibidas entre el 1 de mayo
de 2009 y el 30 de diciembre de 2011.

Sobre la base de esta experiencia
y teniendo en cuenta el valor añadido del FEAG para los trabajadores
beneficiarios y las regiones afectadas, este Fondo seguirá encarnando la
solidaridad de la UE en el período 2014-2020, con nuevas mejoras en su funcionamiento.
Su ámbito de aplicación se ha ampliado para incluir de nuevo a los trabajadores
despedidos a causa de la crisis económica, así como a los trabajadores con
contratos temporales, los trabajadores autónomos y los jóvenes que ni estudian
ni trabajan en las regiones con una elevada tasa de desempleo juvenil.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.