Bruselas exige a España e Italia que sus puertos paguen el impuesto de sociedades

Bruselas exige a España e Italia que sus puertos paguen el impuesto de sociedades

En los últimos años Bruselas ha exigido que se eliminen las exenciones a los puertos de Francia, Bélgica y Países Bajos

La Comisión Europea ha reclamado, en dos decisiones separadas, que Italia y España adapten la tributación de sus puertos a la normativa sobre ayudas estatales. El plazo para comenzar a actuar es de dos meses y el 1 de enero de 2020 ya deben afrontar el pago del impuesto de sociedades como cualquier empresa.

En Italia, estas infraestructuras están totalmente al margen de la citada tributación. En España, por su parte, no pagan impuesto de sociedades sobre las principales fuentes de ingresos, como las tasas portuarias o los ingresos obtenidos de arrendamientos o de concesiones. En el País Vasco incluso están exentos.

En abril de 2018, la CE ya informó a Italia y España de sus reservas en relación con los regímenes tributarios aplicables a sus redes de puertos.Bruselas concluye, con carácter preliminar, que en ambos países las estructuras tributarias vigentes conceden a los puertos una ventaja selectiva que puede vulnerar las normas de la UE sobre ayudas estatales.

En los últimos años, la CE ha exigido ya a los Países Bajos, Bélgica y Francia que eliminen las exenciones en el impuesto de sociedades para sus puertos.

La comisaria M. Vestager, encargada de la política de competencia, ha recalcado a través de un comunicado que ‘los puertos son infraestructuras clave para el crecimiento económico y el desarrollo regional, por lo que las normas de la UE sobre ayudas estatales permiten un amplio margen para que los Estados apoyen a los puertos e inviertan en ellos’. Y a renglón seguido afirmó que los puertos que generan beneficios a partir de sus actividades económicas ‘deben tributar de la misma forma que otros operadores económicos, ni más ni menos’. La CE argumenta que la competencia transfronteriza desempeña un importante papel en el sector portuario, por lo que busca condiciones de juego ‘equitativas’.

Una exención en el impuesto de sociedades para las plazas marítimas que obtienen beneficios de actividades económicas puede suponerles una ventaja cuando operan en el mercado interior y, por lo tanto, implicaría una ayuda estatal que puede ser no compatible con las normas de la UE.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.