Cumbre del G-7 en Biarritz (Francia)

El presidente Donald Tusk ha representado a la UE en la cumbre del G7 que se celebró en Biarritz entre el 24 y el 28 de agosto.

La cumbre se ha celebrado bajo la Presidencia francesa y los dirigentes internacionales han debatido acerca de los desafíos mundiales más acuciantes, como son Irán, las tensiones comerciales, la lucha contra las desigualdades y el cambio climático. Se ha tratado asimismo el problema de los incendios forestales en el Amazonas. Al finalizar la cumbre, los dirigentes adoptaron la Declaración de los dirigentes del G-7.

Entre las conclusiones más importantes: La Presidencia francesa tiene como prioridad la lucha contra las desigualdades. Los dirigentes han subrayado la importancia de la participación de las mujeres en el mercado de trabajo y de la educación de las niñas y las mujeres, especialmente en los países en desarrollo. En lo que respecta a los compromisos financieros, la UE ha anunciado una contribución de 550 millones de euros para el reaprovisionamiento del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. La UE también realizará una aportación inicial de un millón de euros al Fondo Internacional para Supervivientes de la Violencia Sexual Relacionada con los Conflictos.

En materia de política exterior y seguridad, el debate se centró en torno a las relaciones con Irán, ante la decisión de este país de limitar la aplicación de determinadas cláusulas del acuerdo nuclear. Los dirigentes también han acordado asignar 20 millones de euros a la financiación de aviones dedicados a combatir los incendios forestales en la selva amazónica, en reconocimiento de la escala mundial que tiene dicha catástrofe medioambiental.

Igualmente, se ha examinado el panorama económico mundial y diversas cuestiones relacionadas con las tensiones comerciales. Se ha abordado la fiscalidad internacional, especialmente respecto de un enfoque coordinado sobre la fiscalidad del sector digital. Los dirigentes intercambiaron impresiones acerca de la manera de salvaguardar el sistema comercial basado en normas y de rebajar las actuales tensiones comerciales.

En materia de cambio climático, la UE y otros socios del G-7 han reafirmado su compromiso con la aplicación íntegra y efectiva del Acuerdo de París. Los dirigentes han dado seguimiento a la Carta del G-7 sobre el Plástico y los Océanos, adoptada el año pasado en la cumbre de Canadá, y han examinado otras iniciativas para la reducción de la contaminación por plásticos. Los dirigentes del G-7 han refrendado la Carta sobre la Biodiversidad adoptada por los ministros de Medio Ambiente del G-7 en mayo de 2019. La Carta tiene por objeto impulsar medidas para frenar la pérdida de biodiversidad y proteger la salud del planeta.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.