Declaración de la Comisión Europea con motivo del Día Internacional de la Mujer de 2019

Declaración de la Comisión Europea con motivo del Día Internacional de la Mujer de 2019

«La igualdad es un valor esencial de la Unión Europea y un principio por el que seguiremos luchando. La igualdad entre hombres y mujeres no es una excepción.

Europa es uno de los lugares más seguros e igualitarios del mundo para las niñas y las mujeres. El número de mujeres que trabajan ha alcanzado niveles históricamente elevados en la UE. Actualmente hay cada vez más mujeres en puestos importantes. Eso es algo de lo que podemos sentirnos orgullosos.

Pero eso no significa que ya lo hayamos conseguido o que estos logros deban darse por sentados. También en Europa muchas mujeres siguen enfrentándose a retos y amenazas en su vida cotidiana: a los abusos y el acoso, a salarios inferiores, a menos oportunidades de trabajo y de hacer carrera. Y eso es inaceptable.

Especialmente preocupante es la trivialización del discurso de odio sexista, sobre todo en internet, y también en el discurso público. Las palabras son importantes y pueden llevar a la acción. Pueden ser un primer paso hacia un trato desigual e incluso hacia la violencia física. Hacemos un llamamiento a todos los Estados miembros de la UE para que muestren tolerancia cero hacia el discurso de odio y cualquier forma de violencia o discriminación contra las mujeres.

Muchas de las desigualdades que siguen existiendo están relacionadas con el lugar que ocupan las mujeres en el trabajo. Las nuevas normas de la UE sobre conciliación de la vida familiar y profesional contribuirán a conseguir que puedan trabajar más mujeres, ya que darán a las familias la posibilidad real de elegir cómo organizar su vida profesional y privada. La Directiva abrirá oportunidades para las mujeres y los hombres que trabajan, en cuanto a compartir sus responsabilidades de atención a los niños y familiares sobre una base de igualdad. Se aumentarán así las oportunidades para que las mujeres encuentren trabajos acordes con su nivel de educación y su ambición. Liberar ese potencial sería el mejor estímulo económico que podríamos ofrecer para impulsar nuestras economías.

Las mujeres siguen estando insuficientemente representadas en la política. En las próximas elecciones europeas nos gustaría ver a más mujeres en toda la Unión no solo votando, sino postulándose como candidatas y consiguiéndolo. La Comisión hace también un llamamiento para que haya más mujeres en los niveles más altos de todas las instituciones europeas, incluso en puestos de comisario. Esta Comisión ha predicado con el ejemplo: hoy tenemos nueve comisarias y las mujeres representan casi el 40 % de nuestros gestores.

La igualdad de género también está en la base de nuestro compromiso permanente con países socios del mundo entero. La UE lucha por acelerar los esfuerzos hacia la igualdad de género en los distintos ámbitos de su acción exterior, como parte de la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. En todo el mundo, seguimos estando profundamente comprometidos en aplicar acciones que combatan cualquier forma de violencia contra las mujeres y las niñas, incluso aquellas afectadas por la guerra, la pobreza o el desplazamiento forzoso, por ejemplo, mediante nuestra Iniciativa Spotlight conjuntamente con las Naciones Unidas. Estamos comprometidos en dar a las niñas un acceso igualitario a los servicios sanitarios, la educación y el empoderamiento económico, y las oportunidades para decidir su propio futuro. Nunca dejaremos de luchar por la verdadera igualdad para todos dentro y fuera de la Unión Europea con el fin de garantizar que no se retroceda en lo ya conquistado.»

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.