Día de la Igualdad Salarial: Declaración conjunta del vicepresidente primero Timmermans y de las comisarias Thyssen y Jourová

El salario de las mujeres de la Unión Europea es aún, por término medio, un 16 % inferior al de los hombres, lo que representa una ligera mejora con respecto al 16,2 % del año pasado. El Día Europeo de la Igualdad Salarial se ha celebrado este año el 4 de noviembre. Conmemora el día en que las mujeres dejan de percibir remuneración, al menos simbólicamente, si su salario se compara con el de sus compañeros de trabajo que ocupan un puesto similar.

El vicepresidente primero, Frans Timmermans, la comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, Marianne Thyssen, y la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová, declararon lo siguiente:

«Sesenta años después de que el principio de igualdad de retribución quedase consagrado en los Tratados europeos, las mujeres de toda Europa siguen sin ver reflejada la legislación en la realidad de su vida cotidiana. En comparación con sus compañeros de trabajo, las mujeres europeas trabajan dos meses al año sin cobrar, y los avances son demasiado lentos.

Aunque en los últimos cinco años hemos dado pasos en la buena dirección, hay que hacer más y más deprisa. Es lo que nuestros ciudadanos esperan de nosotros.

Nueve de cada diez europeos (mujeres y hombres) consideran inaceptable que la retribución de las mujeres sea inferior a la de los hombres por el mismo trabajo.

El conocimiento es poder y, por tanto, cuanto mayor sea la transparencia en torno a las causas subyacentes a la brecha salarial, mejor podremos abordarla. La transparencia salarial es importante para que podamos detectar los casos de discriminación salarial y para que empleados y clientes puedan sacar sus propias conclusiones y actuar en consecuencia. De hecho, el 64 % de los europeos ha declarado estar a favor de la publicación de los salarios medios por tipo de puesto y sexo en su empresa.

La transparencia salarial, junto con otras soluciones, como una distribución equitativa de las responsabilidades familiares entre hombres y mujeres —posibilitada por la nueva Directiva de la UE sobre permisos parentales y para cuidadores—, nos ayudaría a abordar las causas profundas de la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Por tanto, acogemos con satisfacción el anuncio de la presidenta electa, von der Leyen, de poner sobre la mesa medidas que introduzcan la transparencia salarial, con carácter vinculante, en los primeros 100 días de su nuevo mandato.

Debemos seguir luchando contra la brecha salarial entre hombres y mujeres, en beneficio de una mano de obra más eficaz y de una sociedad más justa.»

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.