Educación y formación en Europa: los Estados miembros de la UE siguen avanzando

La
edición de 2018 del Monitor de la Educación y la Formación de la Comisión
Europea, que se acaba de publicar, indica que los Estados miembros siguen
avanzando hacia los objetivos que la UE fijó para 2020.
La CE contribuye a que los
sistemas educativos de los Estados miembros  funcionen adecuadamente. El Monitor,
publicación anual señera de la UE sobre educación y formación, es una parte
importante de esta contribución. Los principales temas del informe de este año
son la educación para la ciudadanía, el papel de la educación en el fomento de
los valores de compromiso e inclusión y la comprensión de los derechos de los
ciudadanos. Sirviéndose de una serie de ejemplos, el Monitor destaca el
trabajo que los Estados miembros están realizando para que los jóvenes sepan
cómo funcionan nuestras democracias e instituciones y conozcan los valores de
la UE. La última edición del Monitor muestra también que los Estados
miembros han seguido avanzando hacia la consecución de los objetivos
de reforma y modernización de los sistemas educativos que la UE se ha fijado
para 2020: algunos de ellos ya se han conseguido y otros están al alcance.
La edición de 2018 del Monitor
de la Educación y la Formación
pone de manifiesto que, una vez más, los
Estados miembros han avanzado en el cumplimiento de sus objetivos principales.
Sin embargo, siguen existiendo diferencias entre países y dentro de cada uno de
ellos, lo que demuestra que se necesitan más reformas.
En 2017, el porcentaje de
alumnos que abandonaron la escuela sin obtener un diploma descendió al 10,6 %,
cifra muy próxima al objetivo de menos del 10 % fijado para 2020. Esta
cifra indica, sin embargo, que más de uno de cada diez alumnos tiene
dificultades para proseguir sus estudios o para incorporarse adecuadamente al
mercado laboral, en particular por el menor número de oportunidades existentes
para la formación de adultos.
El porcentaje de personas que
terminaron la educación superior aumentó hasta el 39,9 %, alcanzando casi
el objetivo del 40 % fijado para 2020. Por otro lado, el 95,5 % de
los niños de cuatro o más años recibieron educación infantil, cifra que supera
ligeramente el objetivo del 95 % fijado para el 2020.
El Monitor examina
también el presupuesto que los Estados miembros destinan a educación, que
constituye una inversión importante en el desarrollo económico y social. En
2016, la financiación pública de la educación aumentó un 0,5 % en términos
reales en comparación con el año anterior. Sin embargo, muchos Estados miembros
(trece concretamente) siguen invirtiendo menos en educación que antes de la
crisis económica.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.