El BCE empieza a comprar deuda corporativa el 8 de junio

El presidente del Banco Central Europeo (BCE),
Mario Draghi, ha anunciado que su programa
de compra de deuda corporativa de empresas dará comienzo
el próximo 8 de junio y que llevara a
cabo la primera refinanciación de deuda a muy largo plazo para la banca el
próximo 22 de junio. Esas eran
las dos fechas que estaban esperando los mercados para tomar posiciones y con
esto queda desplazada la posibilidad de más medidas por parte del BCE hasta
finales de año. «Los estímulos ya
implementados tendrán su efecto», ha prometido Draghi, que
prefiere seguir esperando a que las próximas semanas definan con más nitidez la
situación de la zona euro. Draghi no
contempla efectos de segunda vuelta sobre la inflación y ha revisado «levemente
al alza» sus previsiones de precios: una
décima, hasta el 0,2 %, para este
año y hasta el 1,3% la de 2017 y 1,6% la de 2018. 
Draghi ve recuperación en la economía euro, ha dicho
que las ganancias laborales que se benefician de las reformas estructurales
están contribuyendo a que haya unos ingresos mejores en los hogares y que
mejoren los consumos. Seguramente
en especial referencia al mercado alemán, por lo
que espera que la recuperación económica continúe a un paso «moderado
pero estable». Aun asíha presentado un reseteo de la valoración de riesgo
pendiente todavía del referéndum en Reino Unido y en estado de
alerta.»Seguiremos reequilibrando los riesgos de la perspectiva de
crecimiento e inflación», ha dicho, advirtiendo
que son las políticas estructurales las que tienen ahora turno para impulsar el
PIB e insistiendo en la necesidad de intensificar los esfuerzos en la unión
bancaria y la unión fiscal. 
El banquero italiano sigue defendiendo sus
decisiones de marzo, que están
ahora entrando realmente en vigor y ha concluido que»nuestras medidas han
marcado la diferencia; han sido
muy efectivas», aunque no ha relacionado directamente esa efectividad con la
evolución de la inflación. «Una
economía con los precios bajos es una economía en la que prevalecen los ahorros
sobre las inversiones y por eso una política de tipos muy bajos es la apropiada
para una situación de ese tipo», ha sentenciado, atribuyendo
el precio del euro al «nivel
de recuperación europea en comparación con os niveles que ha alcanzado la
recuperación en otras economías, entre
otros muchos factores». 
Sobre Grecia, no hay
por ahora decisión. Volver a
incluir a Grecia en las compras de deuda del BCE requerirá otra
reunión del consejo y habrá que ver «qué dice el
fondo de rescate», ha puesto por delante Draghi, que se ha
limitado a insistir en que sin reformas no hay compras: «Una
vez se implementen las medidas preliminares en el país, el
Consejo de Gobierno discutirá la
implementación de las compras de deuda griega». 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.