El BCE intenta evitar otra crisis con un plan de choque

El BCE intenta evitar otra crisis con un plan de choque

El Banco Central Europeo admite la gravedad de la situación. La economía de la zona euro se está deteriorando. El PIB de los socios del euro ya no crecerá este año un 1,9%, como preveía el eurobanco en diciembre, sino un 1,1%. La de ayer fue una revisión ‘sustancial’, según reconoció el propio Mario Draghi, presidente del organismo. Y por eso pasó a la acción y sorprendió con dos medidas de calado para hacer frente al parón económico: no solo aplaza unos meses la próxima subida de tipos, que ahora será como pronto a finales de año, sino que además aprobó una nueva oleada de liquidez para los bancos, la tercera desde el inicio de la Gran Recesión.

El italiano al frente de la política monetaria europea dispara así a dos bandas y demuestra, en el último tramo de su mandato ‘termina el próximo 31 de octubre’, que dispone aún de herramientas para hacer frente a las turbulencias. El objetivo es mantener el dinero barato y que fluya el crédito de la banca a empresas y familias. A los bancos, eso sí, las medidas les pasó factura en la Bolsa: la perspectiva de tipos bajos es sinónimo de rentabilidad ajustada para ellos y por eso registraron fuertes bajadas ayer.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.