El gasto militar se dispara en todo el mundo por el aumento de los conflictos

El mundo está viviendo un momento extremadamente complejo en muchos
sentidos. Según las últimas cifras, el mercado de armamentos está alcanzando cifras
nunca vistas, ni siquiera en tiempos de la guerra fría. Los números
de la industria de defensa en todo el mundo, incluyendo por primera vez a Europa, pueden batir
récords. Los planes de la Unión Europea en materia militar, por primera
vez con cifras sobre la mesa, pueden cambiar el panorama de la industria militar.

Ese aumento se debe esencialmente a la
multiplicación de actores interesados en aumentar su capacidad militar. Ya no se
trata solamente de Estados Unidos y la Unión Soviética que durante décadas
representaban más del 70% del conjunto del gasto militar en el mundo. Rusia ha
emprendido una política muy activa en la materia, intentando recuperar su papel de potencia militar
mientras al mismo tiempo intenta ampliar su mercado de exportaciones. Ha aparecido
China como una potencia con ambiciones globales y con un presupuesto expansivo
en materia militar. También Arabia Saudí ha emprendido una política de compras masivas de
armamento, con la idea de parar los pies a Irán, que a su vez
tiene planes concretos de expansión en toda la región. La llegada del
presidente norteamericano Donald Trump ha sido también un cambio esencial en
Estados Unidos, después de un periodo de claro retroceso del
presupuesto militar en los dos mandatos de su predecesor Barack Obama. Pero Trump no
sólo ha decidido aumentar el presupuesto militar de su país, sino que
desde el año pasado ha encabezado una cruzada para exigir a los socios de la
Alianza Atlántica que incrementen el suyo, como mínimo hasta el 2% del PIB. El problema
para Washington es que muchos países europeos están decididos a hacerlo, pero en
contra de lo que esperaba el inquilino de la casa blanca, no están
pensando en invertir en material norteamericano, sino que pretenden contribuir a desarrollar una
industria militar europea

La Comisión Europea tiene planes muy concretos
de incluir en los próximos presupuestos que empiezan en 2020 un mínimo de 1.500 millones de euros
anuales para favorecer el desarrollo de proyectos tecnológicos en materia de
defensa. En los presupuestos de los países europeos se calcula
que ya se ha producido un aumento equivalente a 4.000 millones más.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.