El Pacto Verde Europeo: cómo hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro en 2050

 La CE acaba de presentar el Pacto Verde Europeo cuyo objetivo es alcanzar una economía de la UE sostenible

El Pacto Verde Europeo cuenta con una hoja de ruta que relaciona el listado de actuaciones que pretende desarrollar la CE en los próximos años, para conseguir que Europa sea el primer continente con emisiones cero en 2050. Sus objetivos principales son impulsar el uso eficiente de los recursos, detener el cambio climático, revertir la pérdida de biodiversidad y reducir la contaminación. Para ello, la CE describe las inversiones necesarias, así como los instrumentos de financiación disponibles y explica cómo garantizar que el proceso de transición sea justo e integrador.

El Pacto Verde Europeo abarca todos los sectores de la economía, haciendo hincapié en los del transporte, la energía, la agricultura, los edificios y las industrias, especialmente la industria de la siderurgia, el cemento, las TIC, los textiles y los productos químicos.

Para convertir estas ambiciones políticas en compromisos legislativos, en los 100 primeros días de su mandato la CE presentará la primera «Ley Europea del Clima», así como una Estrategia sobre Biodiversidad para 2030, una nueva Estrategia Industrial, un Plan de Acción de la Economía Circular 2.0, una Estrategia «de la granja a la mesa» en alimentación sostenible así como una serie de propuestas para una Europa libre de contaminación. La intención de la nueva CE es empezar de inmediato los trabajos para endurecer los objetivos de emisiones de Europa para 2030 y fijar una senda hacia el objetivo de 2050.

Además, en marzo de 2020, la CE pondrá en marcha el «Pacto por el Clima» para dar voz y cometido a los ciudadanos en el diseño de nuevas acciones, la difusión de información, el comienzo de iniciativas de base y la presentación de soluciones que otros puedan repetir.

La consecución de los objetivos del Pacto Verde Europeo exigirá una inversión significativa. Se calcula que cumplir los objetivos actuales en materia de clima y energía para 2030 requerirá 260 000 millones euros de inversión anual adicional, lo que representa aproximadamente el 1,5 % del PIB de 2018. Para ello, habrá que movilizar a los sectores público y privado. La CE presentará a principios de 2020 el Plan de Inversiones para una Europa Sostenible con el fin de contribuir a alcanzar las necesidades de inversión. Al menos el 25 % del presupuesto de la UE a largo plazo deberá dedicarse a la acción por el clima, y el BEI ofrecerá apoyo adicional. Para que el sector privado contribuya en la transición ecológica, la CE presentará la Estrategia de Financiación Ecológica en 2020.

La lucha contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente es un reto común, pero no todas las regiones y los Estados miembros parten de la misma situación.  El Mecanismo para una Transición Justa apoyará a las regiones que dependen en gran medida de actividades con un uso muy intensivo de carbono. Ayudará a los ciudadanos más vulnerables en la transición, facilitando el acceso a programas de reciclaje profesional y oportunidades de empleo en nuevos sectores económicos.

Por último, la UE seguirá promoviendo sus objetivos y estándares medioambientales en las conferencias de las Naciones Unidas sobre biodiversidad y reforzará su diplomacia verde. La UE también utilizará la política comercial para garantizar la sostenibilidad y establecerá asociaciones con los países vecinos de los Balcanes y de África para apoyarlos en sus propias transiciones.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.