EN NAVIDAD, CONSUMIR Y COMPRAR MEJOR

La Navidad es tiempo de reuniones
familiares, de quedar con amigos a los que hace tiempo que no se ve o incluso a
los que se ve cada día pero de otra manera y comer, cenar, intercambiar
regalos… y vuelta a comer y a cenar y a intercambiar más regalos y a hacer
más gastos extra…
Los españoles
somos compradores tardíos y apresurados: según un estudio uno de cada tres deja
sus compras para el final, y eso no es bueno para el bolsillo. Hay que
reflexionar y tener muy pensado qué se va a comprar antes de ponerse a ello.
Reglas sencillas y prácticas para comprar y consumir mejor:
La Navidad
llega cada año en el mismo momento, así que lo mejor es hacer las compras con
antelación y si es comida, mejor congelar o incluso comprarla ya congelada. La
congelación industrial es mucho más efectiva que la que se hace en casa. Algo
fundamental para que el producto no pierda propiedades: descongelar bien.
·        
Hacer una
lista de lo que hay que comprar. Cuántos regalos y para quienes (niños y
adultos). En caso de duda lo mejor es una tarjeta regalo.
·        
Pensar en
obsequios  que pueda hacer uno mismo es una manera de disfrutar el doble.
Una mientras se hace el regalo, la otra al entregarlos y escuchar las alabanzas
a la destreza manual e imaginativa.
·        
Tener claro
el presupuesto que se puede emplear y preferiblemente pagar con dinero contante
y sonante.
·        
Informarse en
internet de los precios de lo que se quiere comprar. La red es un sitio ideal
para comparar precios y hacer una ruta de compras.
·        
Comprar
directamente por internet, si es posible. El comercio electrónico ha avanzado
mucho y es cada vez más seguro. Además te ahorras el tráfico y las posibles
multas 😉
·        
Guardar las
facturas de las compras y así se podrán cambiar o reclamar si es necesario.
·        
No hagas
menús complicados y sobre todo nada de recetas que haya que elaborar a última
hora y te retengan en la cocina mientras el resto de invitados charla  y
se lo pasa estupendamente.
COMPRAS ONLINE
Cada vez se
compra más por internet. Según las últimas encuestas el 38 % de los españoles
prefiere hacer sus compras en la red. Las previsiones son de que un 50 por
ciento de todas las compras que se hagan para Navidad en Europa en 2018 se
harán de forma electrónica y moverán 142.000 millones de euros. España es el
quinto mercado europeo en este comercio.
Lo que más se
compra en estas fechas es moda y complementos un 58 %, perfumería y cosmética
45 %, tecnología 42 %, joyería y bisutería 35 % y equipamiento para el hogar un
19 %.
Un comercio que ha crecido a pesar de la
crisis
A pesar de la
crisis o, posiblemente, por ella el comercio electrónico ha crecido en la UE en
pocos años. La Comisión se propuso en 2012 duplicar el volumen de este comercio
para 2015 y va camino de conseguirlo. La economía de Internet crea 2,6 puestos
de trabajo por cada empleo «no en línea» que se destruye y ofrece una mayor
capacidad de elección para los consumidores, incluso en las zonas rurales y más
aisladas. Una buena regulación europea, los precios más bajos en línea y el
mayor surtido de productos y servicios disponibles han conseguido ese
crecimiento y que los consumidores desconfíen cada vez menos de las
transacciones por internet.
UN COMERCIO CLARO Y EFICIENTE
La normativa en vigor en el mercado
único digital de la UE dice que los proveedores de servicios en línea deben
seguir la normativa del país en el que están establecidos, así como las normas de protección de los consumidores.
Las
principales reglas que debe cumplir el vendedor son:
·        
Información
clara y comprensible del precio del producto o del servicio. Asimismo el
vendedor debe informar de todos los gastos de envío y cualquier otro gasto que
vaya implícito en el pedido.
·        
Derecho de
desistimiento, el comprador puede devolver su pedido en un plazo de 14 días
naturales, aunque si el vendedor no ha informado debidamente de esta
posibilidad el plazo se amplía hasta doce meses después de la fecha inicial.
·        
Están
prohibidas expresamente las casillas premarcadas y si eso da lugar a un gasto
adicional para el comprador, este tiene derecho a que se le reembolse.
·        
El comprador
tiene que tener muy claro el momento en el que la compra se hace efectiva, es
decir, hace clic con el ratón en un botón que debe decir ‘comprar’.
·        
La
confirmación de que la transacción se ha hecho debe recibirla por correo
electrónico, cuando llegue a sus manos el objeto comprado este irá acompañado
de una factura en papel.  
En el caso de que el comprador quiera
interponer una queja o reclamación sobre un producto comprado por Internet, lo
primero que debe hacer es acudir al propio vendedor on line para intentar
solventar la incidencia. Deberá hacerlo a través del servicio de postventa y
guardar una copia,  que servirá como prueba. Como las empresas tienen la
obligación de ofrecer un teléfono y una dirección, se puede hacer llegar la
queja a través de un burofax. Si no se obtiene respuesta o la solución que
ofrecen no es satisfactoria, se debe acudir a la administración de Consumo, bien a través de la Oficina
Virtual
,   o acudiendo a una Oficina Municipal de Información del Consumidor
(OMIC)
. Si se trata de una empresa de otro Estado miembro de la
UE, se debe acudir al Centro Europeo del Consumidor
Cuando se reside en un Estado miembro y
se adquiere un objeto o se contrata un servicio en España o si se reside en
España y se adquiere un bien o servicio en otro Estado miembro.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.