España será el segundo país de la UE donde más crecerá el empleo por el Acuerdo de París

España será el segundo país de la UE donde más crecerá el empleo por el Acuerdo de París

El mercado laboral en Europa será una de las zonas del mundo más beneficiadas por la aplicación del Acuerdo de París contra el cambio climático. Apostar por las energías renovables e invertir para contener las emisiones de CO2 aumentará el empleo. Europa se ha comprometido a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 40% en 2030 sobre las que emitió 40 años antes. Para 2050, la estrategia europea pasa por descarbonizar completamente su economía. Es la forma que Europa, que hasta ahora ha liderado la lucha climática, ha puesto sobre la mesa para cumplir con el Acuerdo de París, cuyo objetivo es que el aumento de la temperatura media a final de siglo no supere los dos grados respecto al nivel preindustrial. Esa meta de los dos grados es la que han establecido los científicos para que el calentamiento, ya irreversible, se quede dentro de unos límites manejables.

Cumplir París implica que todos los países de la UE deben adoptar medidas pronto, y eso tendrá un impacto sobre la economía y el empleo. Para averiguar esto último, la agencia tripartita europea Eurofound, integrada por la UE, los sindicatos y las patronales continentales, ha elaborado un informe  en el que calcula que el impulso de energías renovables, la sustitución de fuentes fósiles y todos los efectos indirectos que se generan añadirán unos 2,4 millones de empleos a la UE en 2030. La base del cálculo de Eurofound son los 243,24 millones de puestos de trabajo para ese año que prevén esta agencia y Cedefop, la dedicada a las políticas de educación y formación profesional en la UE en un informe del pasado diciembre.

De esos 2,4 millones de empleos adicionales por la aplicación del Acuerdo de París, a España le corresponden unos 214.000, ya que la mejora sobre 2030 un 0,5% más de lo previsto en la UE. De esta mejora, Bélgica, España y Alemania salen más favorecidas que el resto. El potencial de la fotovoltaica y el impacto en la construcción se traducirían en España en 200.000 empleos más para ese año, un 0,9% adicional, según Eurofound. ese escenario base es de un 0,9%. Solo Bélgica supera la evolución prevista para España y, tras ella, Alemania.

España vivió desde principios de siglo un boom de la energía eólica ‘que ahora acumula casi la mitad de la electricidad renovable generada en el país’. A finales de la década pasada, se empezó a vivir un crecimiento similar en la fotovoltaica. Sin embargo, un mal diseño de las políticas de primas hizo que se diera un parón importante. Ahora, aunque también se estima un crecimiento de la eólica en la próxima década, todos miran a la fotovoltaica debido, en parte, a la enorme caída de los costes de producción de esta tecnología y al futuro desarrollo del autoconsumo.

Los países que menos se beneficiarán del tirón del empleo por esta adaptación a las exigencias de París son los que menos dependen de la importación de petróleo o los que ya tienen los deberes hechos. En este último caso se sitúa Dinamarca, ‘que ya ha avanzado en el consumo de energía renovables y eficiencia energética, por lo que las inversiones que requiere para acercarse a los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono son pequeñas’.

En el lado de los perdedores, según el informe, solo se sitúa Polonia, muy dependiente del carbón, el combustible fósil al que todos los analistas apuntan como el primer perdedor de la lucha contra el cambio climático

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.