Europa reduce a 19 céntimos por minuto el precio de sus llamadas

Día de enhorabuena para
los consumidores en la UE. Tras desaparecer
el ‘roaming’ telefónico en junio de 2017, esto es, el
recargo que se aplicaban en las llamadas entre distintos Estados
miembros, ahora se abaratarán. Dos de las principales instituciones comunitarias, el
Parlamento y el Consejo, alcanzaron un preacuerdo hace tres meses pero
hasta este miércoles no fue aprobado.
Por una abrumadora mayoría de 584 votos a
favor, 42 en contra y 50 abstenciones, los
europarlamentarios validaron el nuevo Código Europeo de las Comunicaciones
Electrónicas, una suerte de compendio de todas las directivas comunitarias
que regulan el sector de las telecomunicaciones en la UE con vistas a poner las
bases del desarrollo de las redes 5G. El objetivo es que el despliegue
del espacio radioeléctrico necesario para ello se haya completado a finales
de 2020.
Pero para desarrollar las infraestructuras necesarias la
CE estima que hará falta un volumen de inversiones de entre 500.000
y 600.000 millones de euros, una horquilla muy amplia porque todos
los sectores económicos precisarán de redes con mayor capacidad de datos y más
velocidad. Se trata de crear un «entorno de
predictibilidad» para que las compañías puedan realizar esas
actuaciones en un plazo de seis a ocho años. El 90% del dinero
vendría del sector privado y el resto público, incluso con fondos
estructurales.
Aunque era un tema controvertido por chocar con las
competencias nacionales, finalmente el Europarlamento ha aprobado que las
nuevas licencias de uso de redes para dar servicios con tecnología 5G, internet
de las cosas, ‘big data’, inteligencia artificial, robótica, computación
cuántica… tengan una duración mínima de 20 años. Para
modificar sus condiciones los gobiernos deberán habilitar
mecanismos «transparentes» y, además, compensar a
los adjudicatarios.
En cuanto a las llamadas, desde el 15 de
mayo de 2019 el precio para hablar entre dos países de la UE
será de 19 céntimos por minuto, y seis céntimos si se trata
de mensajes de texto (los conocidos SMS). Pese al final del ‘roaming’ hace 15 meses, las
operadoras seguían aplicando en general tarifas muy altas a esas
conversaciones, por ejemplo, 60 céntimos si se habla desde un móvil
español con uno belga, o incluso 1,5 euros si se hace al revés.
España es, de hecho, uno de los países donde
más se abaratarán estas conexiones, hasta un 70% menos. Llamar a
Alemania cuesta ahora 1,99 euros el minuto, siendo el coste más
barato con otro país europeo de 36 céntimos (y
otros 18 por abrir la conexión). Las quejas de las grandes
operadoras, que aducían que whatsapp y otros métodos ya eran suficiente
competencia, no fueron finalmente atendidas.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.