Impulsar las energías renovables marinas para conseguir una Europa climáticamente neutra

Para contribuir a alcanzar el objetivo de la UE de neutralidad climática de aquí a 2050, la Comisión Europea presentó ayer la Estrategia de la UE sobre las Energías Renovables Marinas. La Estrategia propone aumentar la capacidad de producción de energía eólica marina de Europa de su nivel actual de 12 GW a, como mínimo, 60 GW para 2030 y 300 GW para 2050. La Comisión pretende complementarla con 40 GW de energía oceánica y otras tecnologías emergentes, como las energías eólica y solar flotantes, de aquí a 2050.

Este crecimiento ambicioso se sustentará en el enorme potencial de todas las cuencas marítimas de Europa y en la posición de liderazgo mundial de las empresas de la UE en el sector. Se crearán nuevas oportunidades para la industria, se generarán empleos verdes en todo el continente y se reforzará el liderazgo mundial de la UE en tecnologías de energía marina. También se garantizará la protección del medio ambiente, la biodiversidad y la pesca.

El vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, declaró: «La estrategia de hoy muestra la urgencia y la oportunidad de aumentar nuestra inversión en energías renovables marinas. Gracias a nuestras enormes cuencas marítimas y a nuestro liderazgo industrial, la Unión Europea tiene todo lo necesario para afrontar el reto. Las energías renovables marinas ya son un auténtico éxito europeo. Nuestro objetivo es convertirlas en una oportunidad aún mayor para conseguir energía limpia, empleo de alta calidad, un crecimiento sostenible y competitividad internacional».

Por su parte, la comisaria de Energía, Kadri Simson, afirmó: «Europa es líder mundial en energías renovables marinas y puede convertirse en una potencia para su desarrollo mundial. Debemos dar un paso adelante aprovechando todo el potencial de la energía eólica marina e impulsando otras tecnologías, como la undimotriz, la mareomotriz y la energía solar flotante. Esta Estrategia proporciona una dirección clara y un marco estable, que son esenciales para las autoridades públicas, los inversores y los desarrolladores de este sector. Tenemos que impulsar la producción interior de la UE para alcanzar nuestros objetivos climáticos, satisfacer la creciente demanda de electricidad y ayudar a la economía en su recuperación tras la COVID». 

Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, declaraba: «La estrategia de hoy esboza la manera en que podemos desarrollar las energías renovables marinas en combinación con otras actividades humanas, como la pesca, la acuicultura o el transporte marítimo, y en armonía con la naturaleza. Las propuestas también nos permitirán proteger la biodiversidad y abordar las posibles consecuencias socioeconómicas para los sectores que dependen de la buena salud de los ecosistemas marinos, fomentando así una coexistencia sólida dentro del espacio marítimo».

Para promover la expansión de la capacidad en energía marina, la Comisión fomentará la cooperación transfronteriza entre los Estados miembros en materia de planificación e implementación a largo plazo. Para ello será necesario integrar los objetivos de desarrollo de las energías renovables marinas en los planes nacionales de ordenación del espacio marítimo que los Estados ribereños deben presentar a la Comisión a más tardar en marzo de 2021. Además, la Comisión propondrá un marco en relación con el Reglamento RTE-E revisado para la planificación de la red marítima a largo plazo, con la participación de los reguladores y de los Estados miembros en cada cuenca marítima.

La Comisión estima que se necesitará una inversión de casi 800 000 millones de euros de aquí a 2050 para alcanzar los objetivos propuestos. A fin de contribuir a generar y liberar esta inversión, la Comisión:

  • Proporcionará un marco jurídico claro y de apoyo. A tal fin, la Comisión también aclaró ayer las normas del mercado de la electricidad en un documento de trabajo de los servicios de la Comisión adicional y evaluará si son necesarias normas más específicas y orientadas. La Comisión velará por que las revisiones de las directrices sobre ayudas estatales en materia de energía y protección del medio ambiente y de la Directiva sobre energías renovables faciliten un despliegue de las energías renovables marinas más eficiente en términos de costes. 
  • Ayudará a movilizar todos los fondos necesarios para fomentar el desarrollo del sector. La Comisión anima a los Estados miembros a utilizar el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y a colaborar con el Banco Europeo de Inversiones y otras instituciones financieras para apoyar las inversiones en energía marina a través de InvestEU. Se movilizarán fondos de Horizonte Europa para apoyar la investigación y el desarrollo, en particular en tecnologías menos maduras.
  • Garantizará una cadena de suministro reforzada. La Estrategia subraya la necesidad de mejorar la capacidad de fabricación y las infraestructuras portuarias y de aumentar la mano de obra debidamente cualificada para mantener unos índices de instalación más elevados. La Comisión tiene previsto crear una plataforma específica sobre las energías renovables marinas en el marco del foro sectorial sobre energía limpia para reunir a todos los agentes y abordar el desarrollo de la cadena de suministro.

Las energías renovables marinas son un mercado mundial en rápido crecimiento, especialmente en Asia y en los Estados Unidos, y ofrecen oportunidades en todo el mundo para la industria de la UE. La Comisión fomentará la adopción mundial de estas tecnologías a través de la diplomacia del Pacto Verde, de su política comercial y de los diálogos de la UE en materia de energía con los países socios.

Para analizar y supervisar el impacto medioambiental, social y económico de las energías renovables marinas en el medio marino y en las actividades económicas que dependen de él, la Comisión consultará periódicamente a una comunidad de expertos formada por autoridades públicas, partes interesadas y científicos. La Comisión también adoptó ayer un nuevo documento de orientación sobre el desarrollo de la energía eólica y la legislación de la UE en materia de protección de la naturaleza.

Contexto

La energía eólica marina produce electricidad limpia que compite con la tecnología existente basada en combustibles fósiles y a veces es más barata que esta. Las industrias europeas están desarrollando rápidamente una serie de tecnologías alternativas con el fin de aprovechar la capacidad de nuestros mares para producir electricidad verde. Las empresas y laboratorios europeos están actualmente en primera línea, desde aquellos que producen energía eólica marina flotante hasta los que usan tecnologías de energía oceánica, como la undimotriz y la mareomotriz, las instalaciones fotovoltaicas flotantes y las algas para producir biocarburantes.

La Estrategia sobre las Energías Renovables Marinas asigna el objetivo de despliegue más ambicioso a las turbinas eólicas marinas (tanto fijas como flotantes), en las que la actividad comercial está muy avanzada. En estos sectores, Europa ya ha adquirido una experiencia tecnológica, científica e industrial sin parangón y ya existe una gran capacidad a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la fabricación hasta la instalación.

Si bien la Estrategia subraya las oportunidades en todas las cuencas marítimas de la UE —las del mar del Norte, el mar Báltico, el mar Negro, la mediterránea y la atlántica— y en determinadas comunidades costeras e insulares, los beneficios de estas tecnologías no se limitan a las regiones costeras. La Estrategia destaca una amplia gama de zonas de interior en las que la fabricación y la investigación ya están respaldando el desarrollo de la energía marina.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.