La Comisión establece la vigilancia de las importaciones de bioetanol y sigue abierta al examen de la solicitudes

Desde ayer, la Comisión ha establecido la vigilancia de las importaciones en la UE de etanol renovable para combustible («bioetanol»). En el contexto de la recesión económica provocada por la COVID-19, las importaciones de bioetanol han aumentado significativamente en los últimos meses, a precios bajos. La industria europea del bioetanol ha aportado pruebas de que un nuevo aumento de las importaciones causaría un perjuicio económico al sector. Por consiguiente, la Comisión ha tomado medidas inmediatas para permitir el seguimiento de los volúmenes de importación, lo que permitirá a la industria del bioetanol evaluar mejor la situación.

Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión y comisario de Comercio, declaró: «Nuestras economías siguen viéndose afectadas por las consecuencias de la pandemia y nuestro proceso de recuperación no debe quedar bloqueado por las prácticas comerciales distorsionadoras de terceros países. Esta es la razón por la que debemos seguir de cerca cualquier evolución del comercio que pueda derivarse de la competencia desleal. Este es el caso del bioetanol en la actualidad, pero es posible que otras industrias necesiten pronto también la vigilancia de las importaciones, de modo que puedan protegerse mejor de estas prácticas negativas».

La vigilancia de las importaciones por parte de la Comisión no es una medida que restrinja las importaciones, sino que proporciona un seguimiento rápido de su evolución en relación con productos específicos. Los datos, que estarán disponibles públicamente, mejorarán la visión de conjunto que las industrias tienen de la situación de su sector y les proporcionarán información basada en hechos con la que explorar la necesidad de adoptar nuevas medidas.

El establecimiento de la vigilancia responde a una solicitud realizada por Francia en nombre de la industria europea del bioetanol. Dicha industria ha facilitado información suficiente que demuestra el aumento reciente y significativo de las importaciones, así como indicios de que estas importaciones causarían un perjuicio económico.

El acto de ejecución, refrendado por los Estados miembros y publicado ayer, establece la vigilancia para todos los países de origen por un período de un año. Las estadísticas de importación estarán disponibles mensualmente en el sitio web de la Comisión.

Dado que otras industrias de la UE pueden encontrarse en situaciones comparables, la Comisión sigue dispuesta a examinar cualquier solicitud debidamente justificada. Para acogerse a la posibilidad de vigilancia de las importaciones, los sectores económicos europeos deben proporcionar pruebas iniciales suficientes de los efectos adversos significativos y del perjuicio causado por un reciente aumento de las importaciones . 

Sin embargo, sobre la base del marco jurídico de la UE, estas solicitudes deben canalizarse a través de los Estados miembros. La Comisión confirma su disponibilidad para ofrecer herramientas de seguimiento adecuadas a las partes interesadas con las que adelantarse a las presiones comerciales sobre otros sectores de la economía europea.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.