La Comisión Europea publica una Estrategia europea en favor de los bosques y del sector forestal

La Comisión Europea publicó el pasado 20 de septiembre una nueva
Estrategia sobre el sector forestal en la UE, que viene a responder a los
nuevos desafíos a los que se enfrentan los bosques y el sector forestal. Según
la estrategia, los bosques, que cubren el 40% de la superficie de la UE,
constituyen un recurso importante para la mejora de la calidad de vida y la creación
de puestos de trabajo, especialmente en las zonas rurales, al tiempo que
protegen los ecosistemas y ofrecen a todos beneficios ecológicos.
La UE necesita disponer de un marco
político que coordine y garantice la coherencia de las políticas relacionadas
con los bosques y propicie las sinergias con otros sectores que influyen en la
gestión de los bosques.
En este sentido, la nueva estrategia viene
a:
  • Garantizar
    la gestión sostenible y equilibrada del potencial multifuncional de los
    bosques de la UE, de modo que los servicios ecosistémicos vitales que
    prestan puedan funcionar correctamente.
  • Satisfacer
    la creciente demanda de materias primas para productos nuevos o ya
    existentes y de energía renovable. Aunque esa demanda brinda la
    oportunidad de diversificar los mercados, representa al mismo tiempo un
    importante reto en lo que respecta a la gestión sostenible y al
    mantenimiento del equilibrio entre distintas demandas.
  • Responder
    a los retos y a las oportunidades a que deben hacer frente las industrias
    basadas en los bosques en lo que atañe a los recursos y la eficiencia
    energética, las materias primas, la logística, la adaptación estructural,
    la innovación, la educación, la formación y capacitación, la competencia internacional,
    la política en materia de clima más allá del año 2020 y la información y
    comunicación, con el fin de estimular el crecimiento.
  • Proteger
    los bosques y la biodiversidad de los importantes efectos derivados de las
    tormentas e incendios, de la creciente escasez de recursos hídricos y de
    las plagas. Estas amenazas no respetan las fronteras nacionales y son
    exacerbadas por el cambio climático.
  • Reconocer
    que la UE no depende exclusivamente de su propia producción, y que su consumo
    tiene una incidencia en los bosques a escala planetaria.
  • Desarrollar
    un sistema de información apropiado para realizar el seguimiento de todo
    lo anterior.
De esta forma, la estrategia viene a
recoger un nuevo enfoque que aborda determinados aspectos de la “cadena de
valor” (es decir, la forma en que se utilizan los recursos forestales para
crear bienes y servicios), que tienen una gran influencia en la gestión
forestal, poniendo de manifiesto que los bosques no sólo son importantes para
el desarrollo rural, sino también para el medio ambiente y la biodiversidad,
las industrias que explotan los recursos forestales, la
bioenergía y la lucha contra el cambio climático.
Más información:
Texto de la Estrategia:

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.