La Comisión invierte más de 220 millones de euros en proyectos ecológicos e hipocarbónicos en los Estados miembros

La
Comisión Europea

ha aprobado un conjunto de inversiones por valor de 222,7 millones de euros
procedentes del presupuesto de la UE para respaldar la transición de Europa
hacia un futuro más sostenible y con bajas emisiones de carbono mediante los
fondos LIFE. La financiación de la UE impulsará inversiones adicionales, con
las que se llegará a un total de 398,6 millones de euros, que se invertirán en
144 nuevos proyectos en 23 Estados miembros.
La
ayuda procede del programa LIFE de medio ambiente y acción por el clima. Se
destinarán 323,5 millones de euros a proyectos en los ámbitos del medio
ambiente y la eficiencia de los recursos, la naturaleza y la biodiversidad y la
gobernanza e información medioambientales.
Los
proyectos ilustran el compromiso contraído por la Comisión en su conjunto de
medidas en pro de la economía circular. Se concede un importante número de
galardones para facilitar a los Estados miembros la transición hacia una economía
más circular. Entre los proyectos reconocidos en 2016 figuran los nuevos
camiones de recogida de basura eléctricos de hidrógeno en Bélgica, con los que
se pretende ahorrar energía, las tecnologías pioneras para reducir los riesgos
para la salud de los lodos de aguas residuales aplicadas en Italia y un
proyecto para ayudar a los municipios griegos, como Olimpia, a aumentar los
índices de reciclado.

En
el ámbito de la acción por el clima, las inversiones apoyarán la adaptación al
cambio climático, la atenuación de los efectos del cambio climático y los
proyectos sobre gobernanza e información en materia climática por un importe
total de 75,1 millones de euros. Los proyectos seleccionados respaldan el
objetivo de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al
menos un 40 % de aquí a 2030, lo cual contribuirá a la transición hacia
una economía hipocarbónica y resistente al cambio climático. Algunos ejemplos
de proyectos de 2015 incluyen la restauración y el almacenamiento de carbono en
las turberas de cinco países de la UE (Alemania, Estonia, Letonia, Lituania y
Polonia), la demostración de la producción de cemento y productos de hormigón
con bajas emisiones en Francia, el refuerzo de la resistencia climática de los
viñedos de Alemania y la aplicación de medidas de adaptación en las zonas
urbanas de Chipre.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.