La Eurocámara aprueba la reforma de los derechos de autor, que afectará a internet

La Eurocámara aprueba la reforma de los derechos de autor, que afectará a internet

El pleno de la Eurocámara ha respaldado la polémica reforma sobre la directiva de derechos de autor en la UE, cuyos cambios para adaptar la directiva del ‘copyright’ a la era digital han enfrentado a quienes pedían más garantías para los creadores con grandes plataformas como Google y Youtube e internautas que aseguran que servirá como arma de censura.

Tras dos años de tensas negociaciones por el gran rechazo que el texto ha despertado tanto entre algunas plataformas de internet como entre los pequeños creadores, la reforma salió adelante por 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones. Se trata del penúltimo paso para que se confirme la reforma, a falta de que también den su visto bueno los 28 en decisión del Consejo.

Para conseguir que nadie suba contenidos protegidos por derechos de autor a la red, un ecosistema mucho más complicado de vigilar que el analógico, la directiva reclama a las plataformas que asuman responsabilidades por el material que suben a la red incluso a través de terceros.

Para controlar que los usuarios no suben material a plataformas como Youtube o Twitter que tienen derechos de autor, éstas tendrán que poner en marcha «filtros de carga» que les ayuden a filtrar y evitar así cuantiosas multas.

Críticas de los pequeños creadores: Esos filtros, que los defensores de la directiva defienden facilitará asegurar la justa remuneración a los autores, significan para los detractores limitar la libertad de expresión y acabar con los pequeños creadores.

La nueva normativa excluye en la teoría a obras que busquen simplemente la parodia, como los memes y gifs, pero en la práctica el cribado de los filtros podría afectarles.

Por otro lado, se pretende que las empresas periodísticas puedan proteger mejor sus noticias en la red, que a menudo son reproducidas sin permiso ni respeto al crédito o la autoría.

De la normativa se excluye a enciclopedias en línea como Wikipedia, o plataformas de software de código abierto, como GitHub, además de pequeñas nuevas empresas con menos de tres años de actividad.

Asimismo, la reforma también garantizará que se puedan compartir fragmentos de noticias, pero no textos enteros, lo que afecta directamente a portales agregadores de noticias como Menéame. 

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.