La UE denuncia que el sexismo predomina en todos los ámbitos y sociedades

La UE ha denunciado la extensión y predominio del sexismo en «todos los sectores y sociedades», así como en «todos los aspectos de la actividad humana», y ha instado a los gobiernos a prevenir y combatir esta realidad que provoca «daños físicos, sexuales, psicológicos o socioeconómicos».

Así lo recoge en su «Informe sobre las Recomendaciones del Comité de Ministros del Consejo de Europa a los Estados miembros para prevenir y combatir el sexismo cuyo objetivo es crear una Europa libre de sexismo y sus manifestaciones”

En el informe, Europa define por primera vez en un texto internacional el sexismo: «Se entiende por sexismo cualquier acto, gesto, representación visual, manifestación oral o escrita, práctica o comportamiento, basado en la idea de que una persona o grupo de personas es inferior por razón de su sexo, en el ámbito público o privado, en línea o en la vida real».

Su propósito o efecto, continúa la definición, sería el de vulnerar la dignidad intrínseca o los derechos de una persona o grupo de personas, provocar daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico o socioeconómico a una persona o grupo de personas.

También crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo; constituir un obstáculo a la autonomía y la plena realización de los derechos humanos de una persona o grupo de personas, y/o preservar y reforzar los estereotipos de género.

Además el Consejo de Europa ha emitido una serie de directrices para prevenirlo y combatirlo tanto en la esfera pública como en la privada, con especial énfasis en los ámbitos del lenguaje, internet, las redes sociales, los medios de comunicación, la publicidad, el entorno laboral, el sector público, el ámbito judicial, las instituciones educativas, la cultura y el deporte.

Desde Europa se destaca que el sexismo «es una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres que provoca discriminación e impide el pleno avance de las mujeres en la sociedad».

El documento recuerda que la discriminación basada en sexo y género constituye una violación de los derechos humanos y subraya que la eliminación del sexismo y los comportamientos sexistas «beneficiaría a toda la ciudadanía: mujeres, niñas, hombres y niños».

El texto, asumido por el Ejecutivo español, solicita que se haga un seguimiento de la aplicación de sus recomendaciones por parte de los Estados Miembros para evaluar de forma periódica el progreso logrado.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.