La UE prohibirá en 2020 el pesticida más usado en España por su peligro para la salud

El clorpirifós está presente en las manzanas, en las peras, en las mandarinas; se trata de un insecticida muy potente y eficaz para combatir las plagas y que, además, es el pesticida más utilizado en la agricultura de España desde que se comenzara a usar en los años ochenta de forma masiva en los cultivos.

Ahora, que han pasado más de 40 años desde el inicio de su aplicación en nuestro país, la UE prohibirá su empleo a partir de enero de 2020 por los riesgos que implica su uso para la salud humana, la fauna y el medio ambiente. La decisión es importante para las ONG dedicadas al medio ambiente y para los científicos que desde hace años venían denunciando y demostrando con estudios empíricos que el clorpirifós tiene efectos muy nocivos para el ser humano y su entorno. Tiene una gran persistencia en el cuerpo de las personas y en los medios principalmente acuáticos.

Expertos confirman que provoca graves problemas en el desarrollo cognitivo de los niños desde la más tierna infancia e, incluso, en la etapa prenatal si sus madres han tenido una alta exposición al mismo durante el embarazo. Se ha demostrado que el clorpirifós está entre los factores que originan en los niños muchos casos de autismo, trastornos de déficit de atención e hiperactividad, pérdida de puntos en el coeficiente intelectual u obesidad.

A pesar de que en España se esté usando abundantemente, en varios países europeos no está autorizada su utilización ahora o nunca lo ha estado. Alemania, Dinamarca, Suecia y otros cinco países se listan entre los que no confían en la inocuidad del clorpirifós para la salud y el medio ambiente que promete la industria de los agroquímicos.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.