Las empresas españolas son las más optimistas de la UE respecto al próximo año

Las empresas españolas son más optimistas que las del conjunto de la Unión Europea de
cara a 2017, según los resultados
de la Encuesta de Perspectivas Empresariales elaborada por Eurocámaras. En total han participado más de 50.000 empresas europeas, de las cuales 3.000 son españolas.
En tres de las cuatro las variables analizadas- ventas
nacionales, exportaciones, e inversión – los empresarios españoles esperan mejorar sus resultados en 2017 frente a 2016 y sitúan sus
expectativas por encima de la media europea. En el caso de
las exportaciones, el saldo de empresas españolas que esperan aumentar la cifra
duplica al de las empresas europeas y aumenta 10puntos
porcentuales respecto a los resultados de 2016.
En cuanto al empleo, las empresas
españolas registraron en 2016 unos resultados muy positivos y para 2017 las expectativas
son algo más moderadas, aunque se mantienen también por encima de la media europea.
A la luz de los resultados de la encuesta la Cámara de
Comercio de España considera que la actividad productiva española mantendrá la solidez, con un
crecimiento económico del 2,6% en 2017, inferior al estimado para 2016, de un 3,2% del PIB.
La demanda externa será el motor de la
economía en 2017, si bien la demanda nacional mantendrá el pulso con un
comportamiento más dinámico de la inversión que del consumo. Este último podría
verse afectado por la moderación en la creación de empleo, cuyas
perspectivas, aunque buenas, se ralentizan respecto a 2016. De
cualquier forma, la tasa de paro seguirá reduciéndose, ya
que el número de empresas que esperan aumentar plantilla es muy superior al de
las que planean reducirla.
Los principales condicionantes para la actividad
empresarial en 2017 serán la evolución de la demanda interna -para un 68% de las
empresas- y de los costes laborales -para un 43%-
En tercer lugar, para el 30% de los encuestados, se sitúan las
medidas de política económica, seguidas de los costes energéticos para el 29%. El impacto del
Brexit como factor condicionante de la actividad futura es señalado solo por el 5% de las empresas
españolas, porcentaje que se eleva al 12,4% en el
conjunto de la
Unión Europea.
Irlanda registra las mayores expectativas
Durante 2016, las empresas europeas han registrado un comportamiento
positivo en todas las variables que analiza esta encuesta. Las expectativas en 2017 también son
positivas, sobre todo en ventas nacionales y exportaciones. España se sitúa
como el país más
optimista, solo después de Irlanda.
En ventas nacionales las empresas europeas esperan de
modo generalizado una mejora en 2017 respecto a 2016. Portugal, Irlanda y Croacia se sitúan en esta variable como los países
más optimistas de cara al próximo año, mientras que en Hungría, Italia y
República Checa se encuentran las compañías más pesimistas.
Las exportaciones han tenido en 2016 un
comportamiento positivo en el conjunto de la Unión Europea, situación que, según los datos
de la encuesta, es posible que mejore a pesar de la incertidumbre que han
creado acontecimientos como la salida del Reino Unido de la UE, el nuevo escenario político en EE.UU. o la moderación
del comercio mundial. Portugal y España lideran el ranking en esta variable.
En creación de empleo, las perspectivas
europeas para 2017 siguen siendo positivas, especialmente en
Portugal, Rumanía y Malta.La otra cara de la moneda la constituyen las
empresas de Grecia, Hungría e Italia.
En cuanto a inversiones, todos los países
tienen expectativas positivas, aunque peores que en 2016. Rumanía, Malta e Irlanda son los países más optimistas en esta variable
y en Grecia, Hungría y Austria los más pesimistas.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.