Los escolares recibirán leche, frutas y hortalizas en la escuela gracias a un programa de la UE

El
programa de la UE de consumo de frutas, hortalizas y leche en los centros
escolares se reanuda con el inicio del curso escolar en los países de la UE que
participan en él.
Destinado
a fomentar hábitos alimentarios saludables entre los niños, el programa de la
UE consistirá en la distribución de fruta, hortalizas y productos lácteos, así
como en programas educativos específicos para concienciar a los escolares de la
importancia de una buena nutrición y explicarles cómo se producen los
alimentos.
La
iniciativa para fomentar una alimentación saludable, en la que participa un
creciente número de escuelas, llegó a más de treinta millones de niños en la
Unión Europea durante
el curso escolar 2017-2018
.
Phil
Hogan,
comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, ha declarado lo siguiente:
«Es importante saber de
dónde vienen nuestros alimentos y lo mucho que cuesta producirlos. Con los
programas escolares de la UE, los niños no solo adquieren conocimientos sobre
la agricultura y la producción de alimentos, sino que también prueban productos
de calidad y se benefician de sus valores nutricionales. ¡Nunca es demasiado pronto
para disfrutar de una buena comida!»
En
el marco del programa, cada curso escolar se reservan
150 millones EUR para la distribución de frutas y hortalizas, y
100 millones EUR, para la de leche y otros productos lácteos. Aunque
la participación es voluntaria, todos los
Estados miembros de la UE
han decidido participar, bien en todo el
programa, bien en una parte de él. Las asignaciones nacionales de los 28
Estados miembros que participan en el régimen en el curso escolar 2018-2019
fueron aprobadas y adoptadas por la Comisión Europea en marzo de 2018.
Los Estados miembros también pueden complementar la ayuda de la UE con ayudas
nacionales para financiar el programa.
La
elección de los productos distribuidos se basa en consideraciones relacionadas
con la salud y el medio ambiente, la estacionalidad, la variedad o la
disponibilidad. Los Estados miembros pueden fomentar la compra de productos
locales o regionales, los productos ecológicos, las cadenas de suministro
cortas, los beneficios medioambientales y los regímenes de calidad agraria.
La distribución de
frutas, hortalizas y leche que acaba de iniciarse va acompañada de una variedad
de actividades educativas para los escolares. Casi todos los países han creado
comisiones en las que participan autoridades y partes interesadas de los
sectores de la agricultura, la sanidad y la educación.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.