Medicamentos falsificados: nuevas normas para mejorar la seguridad de los pacientes

Medicamentos falsificados: nuevas normas para mejorar la seguridad de los pacientes

Entran en vigor las nuevas normas sobre dispositivos de seguridad en los medicamentos sujetos a receta médica que se venden en la UE.

La falsificación de medicamentos constituye desde hace mucho tiempo una grave amenaza para la salud pública de la Unión Europea. Los medicamentos falsificados pueden contener componentes (incluidos los principios activos) de baja calidad o en dosis erróneas, ya sea por exceso o por defecto. Como tales, pueden entrañar un riesgo importante para la salud, ya que no han sido sometidos a la evaluación necesaria en materia de calidad, seguridad y eficacia que exige el procedimiento de autorización de la Unión.

A partir de ahora los fabricantes tendrán que colocar un código de barras 2D y un dispositivo contra las manipulaciones en el embalaje de aquellos medicamentos sujetos a receta médica.  Las farmacias (incluidas las farmacias online) y los hospitales tendrán que comprobar la autenticidad de los medicamentos antes de dispensarlos a los pacientes.

Esta medida constituye el paso final de la aplicación de la Directiva sobre medicamentos falsificados, que fue adoptada en 2011 y que tiene por objeto garantizar la seguridad y la calidad de los medicamentos que se venden en la Unión.

Los medicamentos que hubieran sido fabricados sin el dispositivo de seguridad antes del pasado sábado 9 de febrero podrán seguir vendiéndose hasta su fecha de caducidad. Sin embargo, las farmacias y los hospitales deberán verificar su autenticidad de manera sistemática.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.