Mujeres en puestos directivos: la Comisión Juncker supera su objetivo del 40 %

La Comisión Europea ha superado el objetivo fijado por el presidente J-C Juncker en 2014 al comprometerse a que, al final de su mandato, el 40 % de los directivos de nivel intermedio y superior de la CE fueran mujeres. Según los últimos datos, las mujeres en puestos directivos en todos los niveles representan actualmente el 41 %, frente al 30 % al comienzo del mandato, lo que supone un aumento del 37 %. La cifra es aún más alta en el caso de los puestos directivos más numerosos de la CE, los de nivel de intermedio o jefes de unidad. En la actualidad, el 42 % de ellos son mujeres, frente al 31 % cuando entró en funciones la Comisión Juncker. Estos logros sitúan a la CE entre las administraciones públicas de todo el mundo con el porcentaje más alto de mujeres en puestos directivos.

Los progresos más importantes se han logrado en el escalafón más alto de la organización, en el que las directoras generales representan actualmente el 38 % del total, frente al 14 % al principio del mandato, lo que supone un incremento del 170 %. En el escalafón de directores generales adjuntos, las mujeres ocupan actualmente el 40 % de los puestos, frente al 8 % en noviembre de 2014, lo que supone un aumento del 400 %.

Además de un compromiso firme al más alto nivel político, este avance sucede a una serie de medidas que la Comisión adoptó desde el inicio de su mandato:

  • objetivos individuales para todos los servicios de la CE a la hora de nombrar jefes de unidad por primera vez;
  • esfuerzos para detectar, fomentar y apoyar el talento femenino, sesiones de formación específicas, tutorías y orientación profesional;
  • en el marco de la estrategia de diversidad e inclusión adoptada en el verano de 2017, programas específicos de gestión y apoyo a las redes existentes y nuevas de mujeres.

Esto forma parte del programa más amplio de la Comisión en materia de igualdad de género. El Plan de acción 2018-2019 para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres prevé, entre otras iniciativas, acciones para romper el techo de cristal mediante la financiación de proyectos dirigidos a mejorar el equilibrio de género en las empresas en todos los niveles de gestión, y a animar a los gobiernos y a los interlocutores sociales a mejorar el equilibrio de género en la toma de decisiones.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.