Nuevas normas de la UE garantizarán una mayor protección a los 120 millones de turistas previstos este verano

A
partir del 1 de julio los viajeros que reserven vacaciones combinadas
disfrutarán de más derechos en su calidad de consumidores.
Las
nuevas normas no sólo cubrirán las vacaciones combinadas tradicionales sino
también a los consumidores que reserven otras formas de viajes combinados, como
las vacaciones personalizadas o los «servicios de viaje vinculados», que son
aquellos en los que a los viajeros se les propone contratar otro servicio en
otra página web.
Respecto
a los mayores beneficios para los consumidores entre otros en caso de
insolvencia de la empresa se les devolverá el dinero y repatriación, se
clarifican más las responsabilidades del organizador en caso de dificultades,
los derechos de cancelación tienen una mejora notable y se aporta alojamiento
si no es posible realizar el viaje de regreso y asistencia a los viajeros en
dificultades, en particular sobre servicios sanitarios y asistencia consular.
Igualmente
las empresas ganan también con las nuevas normas, que serán más claras y
facilitarán las actividades transfronterizas. Se modernizarán los requisitos de
información, que ya no se plasmarán exclusivamente en catálogos de viajes, lo
que supondrá un ahorro de 390 millones de euros al año; igualmente se producirá
una reducción de la carga normativa.
El
plazo de transposición de la normativa por parte de los Estados miembros
finalizó el 1 de enero de 2018, con un período de transición de seis meses,
tras el cual la Comisión examinará dichas transposiciones.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.