Pesca: la Comisión descentraliza y simplifica las medidas técnicas de conservación

La Comisión cumple en
materia de pesca los objetivos del programa «Legislar mejor»
La Comisión Europea, dando un paso más en el cumplimiento de su
compromiso de legislar mejor,
ha presentado hoy una propuesta
de nuevas medidas de conservación para la pesca en los mares europeos. Se trata
de normas que regulan cómo, cuándo y dónde pueden pescar los pescadores y
determinan los artes, la composición de las capturas y la manera de abordar las
capturas accidentales. Hasta ahora, esas normas se decidían a nivel de la UE
mediante un largo proceso de adopción; con el tiempo, además, esa estructura
reguladora se había convertido en algo muy complejo.
El comisario responsable de
Medio Ambiente, Karmenu Vella, ha señalado lo siguiente: «Con esta
propuesta garantizamos el cumplimiento de nuestros objetivos de sostenibilidad
de la pesca y de protección de los hábitats marinos en el conjunto de la UE. Su «enfoque
regionalizado» simplifica las normas, en consonancia con nuestro programa
de mejora de la
legislación. Permite que las decisiones de gestión se tomen a
nivel local, más cerca de la población afectada
Con la nueva política
pesquera común, y en cumplimiento del principio del programa «Legislar mejor»,
se ha propuesto un nuevo enfoque simplificado. La Comisión presenta un sistema
de gobernanza más flexible que responsabiliza a los agentes regionales, que son
quienes mejor conocen el contexto local, para adaptar las medidas técnicas de
conservación en sus respectivas cuencas marítimas. Además, la propuesta
condensa una serie de reglamentos distintos en un único texto, lo que debe
facilitar la interpretación y el cumplimiento de la normativa.
A partir de ahora, la UE
fijará los principios generales y los objetivos globales de las actividades
pesqueras. Se mantendrá un conjunto de normas básicas que regularán los artes
de pesca prohibidos o la protección de determinadas especies o determinados
hábitats; ahora bien, cuando se trate de medidas técnicas que afecten a una
cuenca marítima específica, los gobiernos y operadores nacionales podrán
adaptar las normas propuestas al contexto local para alcanzar los resultados
deseados.
Si, por ejemplo, debe
cerrarse un caladero específico para proteger un hábitat concreto —que puede
ser un arrecife coralino sensible—, o debe autorizarse una excepción para
buques específicos que no inciden en el fondo marino, esto puede hacerse
mediante medidas técnicas adoptadas por los Estados miembros ribereños de esa
cuenca marítima, en consulta con las partes interesadas.
La propuesta incluye
medidas para proteger el ecosistema marino y los hábitats marinos y para evitar
las capturas accesorias de especies no comerciales y sensibles, como aves
marinas y mamíferos.
Para más información

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.