Previsiones económicas de primavera de 2019: se mantiene el crecimiento, aunque a un ritmo más moderado

Previsiones económicas de primavera de 2019: se mantiene el crecimiento, aunque a un ritmo más moderado

Se prevé que la economía europea siga expandiéndose por séptimo año consecutivo en 2019 y que el PIB real crezca en todos los Estados miembros de la UE. Todo apunta a que las dinámicas nacionales sustentarán la economía europea, pese al lastre que siguen suponiendo las incertidumbres a escala mundial.

Del informe general de la Comisión con las previsiones económicas de primavera, se pueden destacar los siguientes puntos clave:

  • La ralentización del PIB tocará fondo en 2019: se espera que el comercio y el crecimiento mundial siga siendo inferior este año y el próximo, por lo que el crecimiento económico en Europa dependerá enteramente de la actividad nacional. Por otro lado, la cantidad de personas empleadas en Europa nunca había sido tan elevada y se prevé que el empleo siga creciendo, aunque a un ritmo menor. Se espera que estas circunstancias impulsen la demanda interna.
  • La tasa de desempleo sigue disminuyendo: a pesar de la ralentización del crecimiento, las condiciones del mercado de trabajo han seguido mejorando. El desempleo todavía es demasiado elevado en algunos Estados miembros, si bien, en el conjunto de la UE, se ha reducido hasta el porcentaje más bajo (6,4 % en marzo de 2019) registrado desde enero de 2000.
  • La inflación seguirá siendo moderada: se prevé que la inflación en la UE descienda al 1,6 % este año y se sitúe en el 1,7 % en 2020. En la zona euro, la inflación general disminuyó del 1,9 % en el último trimestre de 2018, al 1,4 % en el primer trimestre de este año debido a los menores aumentos de los precios de la energía.
  • La deuda pública sigue disminuyendo a pesar del menor crecimiento: se estima que las ratios deuda/PIB disminuyan en la mayoría de los Estados miembros en 2019 y 2020. Suponiendo que no se produzca ningún cambio en las políticas, se prevé que la ratio deuda/PIB en la EU disminuya del 81,5% al 80,2 % en 2019 y al 78,8 % en 2020. En la zona euro, la ratio deuda agregada / PIB debería de disminuir del 87,1 % en 2018 al 85,8 % en 2019 y al 84,3 % en 2020.
  • Los riesgos de corrección de las perspectivas siguen siendo significativos: el riesgo de aplicación de medidas proteccionistas en todo el mundo y la actual ralentización del crecimiento del PIB y del comercio mundial podrían ser más persistentes de lo esperado, sobre todo si el crecimiento en China queda por debajo de lo previsto. En Europa, entre los riesgos cabe citar el de un Brexit «sin acuerdo» y la posibilidad de que las perturbaciones de carácter temporal, que lastran actualmente al sector industrial, resulten más duraderas.

Por último, en el informe de previsión para España, la Comisión ha señalado que se espera que el crecimiento disminuya ligeramente en 2019 y que luego se estabilice, gracias a una compensación de la pérdida de consumo privado por el aumento gradual de las exportaciones netas. Se prevé que el desempleo continúe disminuyendo, a pesar de una más lenta creación de trabajo.  Por último, se estima que el déficit público se reduzca, aunque a menor ritmo.

Las próximas previsiones de la Comisión Europea serán una actualización de las previsiones del PIB y la inflación en el marco de las previsiones económicas de verano de 2019.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.