Programa de trabajo de la Comisión para 2020

La Comisión Europea adoptó el pasado 29 de enero su programa de trabajo para 2020. En él figuran las medidas que la Comisión adoptará en 2020 para que las orientaciones políticas de la presidenta Ursula von der Leyen redunden en beneficios tangibles para los ciudadanos, las empresas y la sociedad de Europa. El objeto de este primer programa de trabajo es aprovechar de manera fructífera las oportunidades que brindará la doble transición digital y ecológica.

En 2020, la Comisión Europea empezará a traducir las seis ambiciones principales de la presidenta Von der Leyen en iniciativas concretas que se negociarán y aplicarán en cooperación con el Parlamento Europeo, los Estados miembros y otros interlocutores:

  • Un Pacto Verde Europeo Tras presentar las primeras iniciativas clave en diciembre de 2019 y enero de 2020, la Comisión propondrá legislación europea en materia de clima que consagre jurídicamente el objetivo de neutralidad en carbono para 2050. Un Pacto Europeo por el Clima aunará todos estos esfuerzos, con la participación de las regiones, las comunidades locales, la sociedad civil, las escuelas, la industria y los particulares. La UE también entablará negociaciones internacionales de cara a la CdP26 de Glasgow; La Comisión presentará iniciativas para hacer frente a la pérdida de biodiversidad y, a través de una estrategia «de la granja a la mesa», ayudará a los agricultores a ofrecer alimentos de alta calidad, asequibles y seguros de manera más sostenible.
  • Una Europa adaptada a la era digital Una nueva estrategia europea en materia de datos permitirá a nuestra Unión aprovechar al máximo el enorme valor de los datos no personales como un activo reutilizable y en constante expansión en la economía digital. Esto abarcará el mejor uso posible del potencial de los datos digitales y el desarrollo y la asimilación de una inteligencia artificial que respete nuestros valores europeos y nuestros derechos fundamentales. Una nueva estrategia industrial para Europa reforzará nuestras capacidades industriales y de innovación, al tiempo que la normativa sobre servicios digitales reforzará el mercado único en este sector y contribuirá a aportar a las empresas más pequeñas la claridad jurídica y la igualdad de condiciones que necesitan.
  • Una economía al servicio de las personas Tras presentar sus primeras ideas sobre una Europa social fuerte en enero de 2020, la Comisión tomará medidas para integrar la doble transición digital y climática en nuestra economía social de mercado, única en sí misma, velando por que nuestra economía combine la justicia social, la sostenibilidad y el crecimiento económico. Respetando las tradiciones nacionales, la Comisión presentará propuestas para garantizar salarios mínimos justos para los trabajadores en la UE, un régimen europeo de reaseguro de desempleo e iniciativas para velar por una fiscalidad eficaz y equitativa. La Comisión también propondrá una Garantía Infantil europea para que los niños tengan acceso a los servicios básicos y reforzará la Garantía Juvenil para apoyar la educación de los jóvenes, así como la formación y las oportunidades de empleo que necesitan.
  • Una Europa más fuerte en el mundo La Comisión formulará nuevas estrategias para colaborar con nuestros vecinos de África y de los Balcanes Occidentales. La Comisión seguirá impulsando la apertura de negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania. Paralelamente, intentará mantener el impulso proponiendo vías para mejorar el proceso de adhesión, por ejemplo, en relación con el método de ampliación y un marco reforzado en materia de inversiones. Seguiremos comprometidos con la defensa, la puesta al día y la modernización del orden basado en normas, a fin de adaptarlo a las realidades actuales. Para reforzar el papel geopolítico de la Comisión, todas las iniciativas del programa de trabajo tendrán una fuerte dimensión exterior.
  • Promoción de nuestro modo de vida europeo La Comisión presentará un nuevo Pacto sobre Migración y Asilo, que constituirá el elemento central de la reforma de la política de asilo. Apoyará también la protección sanitaria de los europeos y liderará la lucha contra el cáncer. Habrá iniciativas que contribuyan a aumentar la inversión en la cualificación de los ciudadanos y a ayudarlos a hacer frente a los retos que suponen las transiciones digital y ecológica. La Comisión también presentará una nueva estrategia de la Unión de la Seguridad en la que se establezcan los ámbitos en los que la Unión puede aportar valor añadido a la hora de ayudar a los Estados miembros a garantizar la seguridad, desde la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada a la prevención y la detección de las amenazas híbridas, la mejora de la ciberseguridad y el aumento de la resiliencia de nuestras infraestructuras críticas.
  • Un nuevo impulso a la democracia europea Junto con las demás instituciones y socios de la UE, la Comisión pondrá en marcha la Conferencia sobre el Futuro de Europa, de forma que los ciudadanos participen en la formulación de las acciones de la UE. La Comisión seguirá velando por una sólida cultura del Estado de Derecho en la UE. Asimismo, estudiaremos la manera en que las nuevas realidades demográficas afectan a todos los ámbitos, desde el empleo hasta la protección social, la sanidad, la hacienda pública y la política regional, la conectividad digital, las cualificaciones y la integración, y daremos respuestas, por ejemplo, mediante iniciativas en relación con el envejecimiento.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.