UE-Marruecos: el PE aprueba el nuevo acuerdo de pesca que incluye el Sáhara Occidental

UE-Marruecos: el PE aprueba el nuevo acuerdo de pesca que incluye el Sáhara Occidental

El Acuerdo de colaboración de pesca sostenible establece las condiciones legales, medioambientales, económicas y sociales para el acceso de los barcos europeos a las aguas marroquíes, así como exigencias para garantizar una pesca sostenible. A la luz de las conclusiones del Tribunal de Justicia de la UE, el acuerdo incluye el territorio del Sáhara Occidental.

El tratado que ha sido respaldado por la Cámara, tiene en cuenta la opinión favorable mayoritaria de la consulta realizada a la población para evaluar la repercusión de los cambios sobre el Sáhara Occidental. No obstante, cabe señalar que el frente Polisario no participó en dicha consulta, al oponerse al acuerdo. El tratado también se hace eco de una evaluación según la cual el acuerdo resulta beneficioso para la población local de la región, donde se calcula hay 141 empresas dedicadas al procesado de productos de la pesca de las que dependen alrededor de 90.000 empleos, directos e indirectos. La facturación de estas empresas es aproximadamente de 450 millones de euros, de los cuales, el 60% se exportan a la UE.

En materia de pesca sostenible, el acuerdo autoriza a los buques europeos a capturar únicamente el excedente de captura admisible establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar; así como apoya los esfuerzos de Marruecos para desarrollar el sector pesquero y la economía azul.

El tratado podrá aplicarse de manera provisional a partir de la fecha de la firma autorizada por el Consejo de la UE. El acuerdo estará en vigor por un periodo indefinido, pero el protocolo anexo, en el que se detallan las oportunidades de pesca, tiene una validez de cuatro años.

El PE también dio su apoyo al plan plurianual de gestión pesquera de las aguas occidentales para poblaciones demersales, que ya había sido acordado de manera informal con los ministros de la UE. El plan, que se aplica a la zona del Atlántico noreste, afecta a buques de España, Bélgica, Alemania, Francia, Irlanda, Portugal y Reino Unido, que pescan merluza y cigalas en el Cantábrico y en el oeste de la Península Ibérica, lenguado del Golfo de Vizcaya, así como arenque y bacalao. El objetivo del plan es garantizar que menos del 5% de la población corra el riesgo de ver reducida su capacidad reproductiva.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.