Ultimátum a las bolsas de plástico: ¿podrás consumir sólo tres al mes?

¿Sería capaz de limitar su consumo de bolsas de
plástico a sólo tres al mes? Pues ese es el límite que se ha marcado la UE
para los próximos ocho años, un propósito plasmado en una directiva
comunitaria de 2015 que el Gobierno ya está en trámites de
adaptar a nuestra legislación (previo toque de atención de las autoridades
europeas por la demora). De momento, a partir del próximo mes de marzo los
comercios estarán obligados a cobrar entre cinco
y 15 céntimos, en función de su grosor. En dos
años, las famosas bolsas «camiseta» quedarán
prohibidas
El objetivo principal es acabar con el desaforado consumo
de esta variedad, que mayoritariamente distribuyen los
supermercados, tiendas de comestibles y bazares, «la inmensa
mayoría de las que se usan en España», según destacan desde el Ministerio
de Medio Ambiente. Normalmente se emplean solo para transportar la compra
del súper a casa, unos 15 minutos por término medio, pero
luego pueden tardar hasta cuatro siglos en degradarse y desaparecer. Un
uso casi anecdótico para el gravísimo impacto ambiental que provocan: son
letales para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras
ingerirlas. En el Pacífico, su acumulación ha generado un enorme
islote que ya es conocido como «el séptimo continente».
Solo seguirán siendo gratuitas las más livianas, las
que se utilizan por razones de higiene para envasar la fruta a granel, la
carne o el pescado. La medida de gravar su uso es sólo un paso previo de
cara al objetivo definitivo, que es su total prohibición en para enero
de 2020 con solo dos excepciones: las bolsas producidas con material
compostable y las más gruesas (de más de 50 micras) puesto
que «sus características permiten una mejor reutilización»,
destacan las mismas fuentes. Eso sí, serán amnistiadas siempre y cuando
incorporen un contenido mínimo del 30% de plástico reciclado.
Los españoles consumimos 8.500 millones de bolsas de
plástico cada año, una media de unas 180 por habitante, el
equivalente a una cada dos días, según recoge la memoria de impacto
normativo incluida en el borrador. En 2009, el consumo era casi el
doble, unas 300 bolsas por persona y año, un descenso que se
debe no tanto a razones de conciencia ecológica como a que las principales
superficies comerciales (Carrefour, Eroski,Mercadona…) empezaron
por esas fechas a cobrar las bolsas, demostrando una vez más que tocar el
bolsillo tiene un eficaz efecto disuasorio.
Según el instituto tecnológico del
plástico, Aimplas, si antes de estas medidas se consumía una bolsa
por cada cinco euros de compra (lo que suponía 13.500 millones
de unidades anuales), un año después los consumidores reclamaban una por
cada 15 ó 20 euros, con una reducción del consumo
del 80% de media. Hasta entonces, España era el mayor productor
de bolsas de un solo uso de la Unión Europea.
Ahora, Europa busca con su directiva un objetivo
cuando menos ambicioso: reducir un 25% su utilización desde
las 180 hasta las 90 por persona y a
las 40 en 2025, un 60% menos. Para
entonces, ¿será capaz de usar menos de una bolsa por semana?

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.