Viajar sin visado tras el Brexit: el Consejo aprueba un mandato de negociación

Viajar sin visado tras el Brexit: el Consejo aprueba un mandato de negociación

El pasado 1 de febrero, los representantes permanentes de la UE acordaron que, tras el Brexit, los ciudadanos del Reino Unido que viajen al espacio Schengen para una estancia de corta duración (un máximo de 90 días en un período de 180 días) estén exentos de la obligación de visado.

A tal efecto, los representantes permanentes han dado mandato a la Presidencia del Consejo para que inicie las negociaciones con el Parlamento Europeo sobre esta propuesta legislativa.

La política de visados aplicable a los ciudadanos de terceros países que viajan al espacio Schengen para una estancia de corta duración se clasifica en dos listas: terceros países cuyos nacionales están sometidos a la obligación de visado y aquella de los terceros países cuyos nacionales están exentos de dicha obligación. Tras el Brexit, el Reino Unido pasará a ser un país tercero, y deberá por tanto figurar en una de estas dos listas.

Tal y como disponen las normas de la UE, la exención de visado está sujeta a la condición de reciprocidad. En este sentido, el Gobierno del Reino Unido ha declarado que no tiene la intención de exigir visado a los ciudadanos de la UE que viajen al Reino Unido para estancias de corta duración.

No obstante, si en el futuro, el Reino Unido introdujera la obligación de visado para los nacionales de al menos un Estado miembro, el mecanismo de reciprocidad existente se aplicaría y los Estados miembros se comprometerían a actuar sin dilación para aplicarlo.

    Leave a Comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.